Entradas

¿Que es eso de los formatos?

Las imágenes

Todos conocéis el formato JPEG. Sí, hombre, las fotos que acaban en .jpg. Aunque es una inexactitud, a partir de ahora trataremos de forma indistinta a los formatos y las extensiones. Sólo es para que se entienda mejor.

El formato .jpg permite comprimir imágenes. Tú tienes una foto de tu perro, y en lugar de guardar información para cada milímetro de su pata, guarda la información cada dos milímetros. Esto comprimiría una foto a la mitad. Más o menos.

El formato .PNG, en cambio, es como comprimir una imagen en zip. Se comprime algo menos, pero la calidad es perfecta. Puedes editar la imagen y volverla a guardar, siempre se verá correctamente. Si editas un .jpg y luego lo vuelves a guardar, se pierde calidad.

Hay más formatos, más o menos famosos, pero no son tan relevantes hoy día. El famoso GIF, cuya patente expiró hace poco, era perfecto para imágenes pequeñitas porque la paleta de colores era ínfima. El .bmp era algo parecido a “la foto original”, sin ningún tipo de compresión. Tenía su sentido cuando los ordenadores funcionaban a 25 MHz y no tenían coprocesador matemático, pero hoy día son una pérdida de espacio.

El sonido

Todos habíamos usado los ficheros .wav para guardar canciones grabadas por nosotros mismos y otras chorradas. En realidad el formato es el PCM aunque eran archiconocidos por tener extensión wav. Ocupaban mucho pero no requerían gran capacidad de proceso. Algo así como los .bmp del audio.

Con la llegada de internet todos quisimos intercambiar música, de ahí nació el .mp3. Eliminando las frecuencias no audibles por el oído humano, se consigue reducir en aproximadamente 10:1 el tamaño de los archivos. Pero está protegido por patentes, así que se creó el .ogg (vorbis), de características similares y sin patentes

Desgraciadamente, el .mp3 es más conocido y más soportado por los reproductores de bolsillo, de ahí su popularidad. Si podéis elegir entre ambos formatos, el .ogg es mejor por ser libre. Ocupa más o menos lo mismo y tiene la misma calidad. Aunque algunos fans digan que la calidad de Ogg es mejor, lo cierto es que vuestro oído no lo notará.

El último en subirse al carro, el .wma, es un códec de microsoft que se dice que da bastantes buenos resultados. No ha tenido muy buena acogida, entre los usuarios, pero las compañías lo usan principalmente porque tiene una fuerte gestión de derechos sobre los contenidos. Por lo que es evitable en la medida de lo posible. Existen otros formatos similares, como el .aac de Apple. Inútil. Mejor el .ogg

El vídeo

¿Qué pasa si juntamos muchos fotogramas de imágenes? Que tenemos un vídeo.

Los más conocidos son los .avi, aunque la extensión .avi engloba a montones de formatos. Uno de ellos es el divx, de calidad bastante buena y que fue el primero de todos ellos. Una altenativa libre al divx es el xvid, como con el .mp3 y el .ogg.

Existen un muchos formatos de vídeo. Quicktime de Apple (.mov), RealMedia (.rm y .ram), Matroska (.mk), Windows Media (.wmv) y algunos más. Lo mejor es optar por vídeos con la imagen codificada en xvid y el audio en ogg vorbis. Hay un equivalente al Ogg Vorbis de audio, se llama Ogg Theora, aunque apenas hay diferencias entre ellos. Para los últimos vídeos en alta definición (720 y 1080p), el ganador indiscutible es Matroska Video (.mkv), que permite, además de almacenar vídeo en HD, contener varias pistas de audio, subtítulos y servir de contenedor para varios archivos.

Documentos

Lo mejor para escribir textos es el formato de texto plano, el .txt. Para documentos más complejos se creó el .rtf, aunque no es demasiado potente y por eso cada programa suele usar un formato diferente. Microsfot Word usa el .doc (privativo y diferente según versiones) y OpenOffice Writer usa el estándar abierto e ISO .odt, por ejemplo. Este formato (OpenDocument), el primero en ser aprobado como estándar, va a permitir abrir y editar cualquier archivo independientemente del editor que usemos, e incluso Microsoft 2007 SP2 lo soporta en su software.

El PDF (Portable Document Format) nació para aquellos documentos no modificables, ocupa relativamente poco y se puede leer en todos los entornos, aunque las versiones más recientes creadas con software Adobe, pueden dar problemas.

Compresión

Uno de los primeros y más extendidos formatos de compresión para Windows fue ARJ. El problema era que la corrección de errores era mínima. También estaban el ZIP y el LHA, pero el ARJ era más potente porque permitía volúmenes y otras cosas muy útiles para trabajar con disquetes.

Hoy en día lo más común son los formatos .zip y .rar. El problema es que ambos son formatos patentados. El mejor es el .tar.gz, un formato de empaquetamiento y compresión que se viene usando desde hace decenas de años y que está libre de patentes. Quizá no lo conozcáis, pero absolutamente todo el software no-windows viene empaquetado en .tar.gz.

Hay varios programas para Windows que soportan los .tar.gz, sólo es cuestión de buscar un poco.

Imágenes de CD

Las imágenes de CD hay que copiarlas en fomato .iso. El .iso es el estándar y punto. Las imágenes de CloneCD o de Nero tienen las mismas funcionalidades pero están expresamente hechas incompatibles con el .iso para obligarte a usar su programa. Completamente inútil.

¿Y ahora qué formato uso?

Lo mejor es usar formatos que libres de patentes y, a ser posible abiertos. Con esto se garantiza una continuidad en el futuro. Suele ser un fastidio recibir un archivo en un formato y no disponer del software (muchas veces hay que pagar por él) para leerlo. Muchas veces depende más del programa que del propio sistema operativo, por ejemplo OpenOffice importa la mayoría de formatos de documento, pero el MS Office garantiza incompatibilidades entre versiones, lo más seguro es que si utilizas Office XP y quieres abrir un documento de Office 2003 lo más posible es que no puedas. ¿Para qué sirve enviar información si el destinatario no la puede leer?

Con algunas distribuciones de GNU/Linux no se instalan por defecto los codecs para la lectura immediata de .mp3 y divx por problemas legales y de patentes (no en España, ni en Europa), aunque se pueden instalar posteriormente En algunos países está prohibido usar estos formatos sin permiso y por eso no se pueden incluir en los CDs de instalación

A continuación, una tabla con un resumen de los formatos que hemos explicado. Haciendo clic en el nombre del formato se abrirá información extra con una ampliación de las especificaciones por si os interesa. No pretende ser extensiva ni mucho menos.

Tipo/Extensión Descripción Patentado/libre
Imágenes .png Si se puede escoger, el mejor formato de imagen Libre
.gif De baja calidad y tamaño pequeño Patente en algunos países
.jpg Comprime las imágenes con pérdida de calidad Pendiente de patentes
.bmp Apenas requieren potencia de proceso pero ocupa mucho Abierto
Audio .mp3 Compresión con pérdida inaprecible para el ser humano, el más extendido Patentado
.ogg De características muy similares al mp3 Libre
.wav Formato sin compresión. Usado por los CD-audio Libre
Vídeo DivX El códec de compresión de video más extendido, y de los primeros en el mercado Patentado
XviD Similar al DivX, aunque libre Libre pero con problemas de patentes
.mov Formato de vídeo usado por Quicktime, pertenece a Apple. No es una buena apuesta. Patentado
Ogg Theora Complemento al Ogg Vorbis de audio Libre
Documentos .doc Formato de Microsoft Word. Consigue que un texto de tres líneas ocupe 50 KB Patentado
.sxw Formato obsoleto de OpenOffice. Actualmente, sólo se utiliza por mantener retrocompatibilidad con versiones anteriores.a sido sutituido por OpenDocument Libre
.rtf Permite texto enriquecido, aunque apenas en uso hoy en día Abierto
.txt Archivos de texto plano. Lo mejor para textos cortos Libre
.odt OpenDocument. El estándar iso de facto Libre
.pdf Útil para intercambio de documentos que no se han de modificar Abierto

La «ventaja competitiva» del ejército romano

La historia nos revela que el ejército romano (centrémonos hoy en el tardo republicano y el de primeros siglos del Imperio) gozó de una ventaja competitiva sobre sus rivales. Esta ventaja se sustentaba en los siguientes pilares:

  1. Liderazgo: En lineas generales podríamos afirmar que Roma dispuso de un buen número de brillantes generales, desde los de época republicana (Escipión, Mario, Sila, Pompeyo, César…), hasta los imperiales (Augusto, Trajano…). La razón de tal abundancia debe buscarse en la extrema competencia a que se sometía la clase dirigente romana desde sus inicios en la vida pública. Pocos eran los puestos de significación política disponibles, y los dirigentes romanos buscaban árduamente cualquier forma de poder sobresalir y destacar. Parte básica del cursus honorum era la participación activa en la vida militar, y un brillante expediente militar era considerado en Roma signo de virtud y capacitación.
  2. Estrategia y objetivos: La gloria de Roma como objetivo colectivo, el enriquecimiento personal como meta individual tanto de generales como de legionarios… ambos intereses estaban perfectamente alineados en el ejército romano. Uno podía embarcarse en proyectos más ligados con la ambición personal que con la colectiva, pero que eran inmediatamente bien recibidos si se entendían como un vehículo de expansión territorial romana.
  3. Sistema de recompensas: Si ganaba Roma, ganaban sus soldados. En época republicana, las victorias militares romanas solían acabar con el pillaje y saqueo del ejército vencido o de la ciudad asaltada; el botín era repartido siguiendo una proporcionalidad ligada al rango entre los distintos miembros de la tropa. Por ello los ejércitos romanos eran siempre seguidos por un ejército de mercaderes, que tras los pillajes compraban al contado a los soldados su parte, ya fueran objetos valiosos o esclavos. Entrado el Imperio, y con la llegada de tropas bárbaras al ejército, el sistema de recompensas se clarificó aún más: «Muchacho, si sobrevives a 20 años en filas, te damos la ciudadanía romana». E igualmente disponían de un ejemplar sistema de castigos, como el Decimatio.
  4. Superioridad tecnológica: Roma disponía de capacidad de fabricar en masa todo tipo de armamento ligero y pesado: Escudos, loricas, gladios, pilums… siendo además de una calidad superior a la de otros ejércitos. Todo ello hacía que un simple legionario, con toda su panoplia a cuestas, dispusiera de mejor equipo que algún cabecilla enemigo. No sólo esto, sino que Roma tuvo la capacidad de innovar (a veces) e incorporar/ copiar (la mayoría de las veces) mejoras desarrolladas por otros ejércitos, desde el gladius hispaniensis hasta la armadura de los catafractas.
  5. Formación: Desde su incorporación a filas cada legionario o soldado era formado y entrenado en habilidades que iban mucho más allá de las propias de un soldado. Pertenecer a la legión no sólo te convertía en un perfecto hombre militar, sino que también te obligaba a participar de procesos logísticos absolutamente pautados, como era por ejemplo el montaje diario del campamento, o de tipo administrativo, como la contabilización y el reparto de las soldadas.
  6. Superioridad técnica: Los soldados romanos conocían muy bien su oficio, eran profesionales. Las maniobras se ejecutaban automáticamente gracias a las horas de duro entrenamiento, la escala de mando funcionaba como un reloj, a nivel individual cada legionario era una unidad de combate que actuaba de forma coordinada con sus compañeros.
  7. Selección de personal: Ejército de comprometidos soldados ciudadanos en los inicios republicanos, y sólida amalgama multiétnica de reclutas en época imperial. Puede ser que debido a los orígenes agrícolas del pueblo romano, y su extremo apego a la propia tierra, está en su psique el espíritu de servicio a los intereses del pais. Es por esto que tras las más sonadas derrotas de sus ejércitos, los romanos acudirán en masa a alistarse en las nuevas levas.

Si todo esto es así, os preguntareis cómo pudo el ejército romano caer tan bajo a partir del S. IV dC… pues precisamente por que todos estos factores se fueron diluyendo con el tiempo. Nada dura eternamente.

Extraído de historiaclasica.

Netiqueta: ¿alguien la utiliza?

  • Quilométricos hilos de respuesta, con varios mensajes encadenados uno tras otro, en los que a veces se pierde el mensaje original y nos perdemos entre líneas y líneas de réplicas.
  • Al final de los mensajes, enormes parrafadas referentes a avisos legales y condiciones de uso y privacidad (que probablemente nadie lee jamás).
  • Asuntos en los que se amontonan los “Fw” y los “Re”, sin que nadie se moleste en modificarlos aunque haya cambiado la temática de la conversación.
  • Destinatarios desconocidos en la casilla de “Con copia”, que no le han sido presentados siquiera virtualmente.
  • Nos solicitan confirmación de que hemos leído el mensaje, poniéndonos en el brete de mandar una respuesta que no siempre deseamos enviar.
  • Se abusa de la función “Prioridad alta”, dando excesiva importancia a mensajes que en realidad no la tienen.
  • Largas frases en el “Asunto” , referidas directamente al tema que aborda el mensaje, en lugar de resumir éste en unas palabras.
  • Archivos adjuntos de varios MBs de peso, que bloquearán durante unos minutos su servidor de correo.
  • Firmas que en ocasiones ocupan más texto que el propio mensaje, incluyendo animaciones o caracteres que no todos los programas de correo leen correctamente.
  • Abundantes abreviaturas, como si el teclado de un ordenador fuera igual que el reducido espacio de un móvil con el que mandamos un SMS (algunos alegando que escriben desde un smartphone)…
  • … O escritas en mayúsculas, olvidando que en el lenguaje escrito, las mayúsculas equivalen a gritar.

Y muchas aberraciones más, por no hablar del respeto a la ortografía o la estética (¿cómo puede alguien mandar un mensaje en Comic Sans verde?).

De acuerdo, todos tenemos poco tiempo para contestar los muchos correos electrónicos que se acumulan en nuestra bandeja de entrada. Pero, ¿justifica la falta de tiempo el comportarnos como trogloditas virtuales?

¿Acaso hemos olvidado por completo la netiqueta? Sí, esas normas para el buen comportamiento en la Red. En la web de la UNED nos recuerdan algunos de sus principios básicos:

  • Piense antes de escribir y evite las palabras o actitudes que puedan resultar molestas u ofensivas para el resto de los usuarios.
  • Tenga en cuenta que en el lenguaje escrito no es posible dar entonación, por lo que frases escuetas pueden llevar a malas interpretaciones.
  • Las actitudes recriminatorias suelen ser mal recibidas, especialmente si se manifiestan en público. Siempre se acepta mejor y se hace más caso a una indicación expresada correctamente y en tono moderado. Los enfrentamientos personales no conducen a nada especialmente delante de otras personas a las que normalmente no les interesa y les causa mal efecto.
  • Cuando elabore un mensaje reléalo antes de enviarlo y pregúntese cual sería su reacción si lo recibiera.
  • Cuide las reglas de ortografía.
  • RECUERDE QUE LOS MENSAJES EN MAYÚSCULAS SON MÁS CANSADOS DE LEER QUE LOS QUE UTILIZAN CORRECTAMENTE, MAYÚSCULAS Y MINÚSCULAS.
  • TamPOcO eS cÓModO LeEr lOs meNsAjES dE eStE tIPo.
  • Cuando quiera expresar una frase coloquial no totalmente correcta, ponerla entre comillas.

¿Qué hacer cuando se recibe un mensaje que viola las reglas más elementales de la urbanidad electrónica? La tentación más inmediata es, lógicamente, la de mandarlo directamente a la papelera.

O aún mejor: contestar al emisor mostrándole la tosquedad de su mensaje. Pero las propias normas de la netiqueta nos impiden tratar a un gañán con su propia medicina. Así que lo mejor es predicar con el ejemplo. Escriba correctamente, trate a todos con educación y respeto… y espere que algo se les pegue.

Visto en baquia.

SpyPig, descubre cuándo abren un correo enviado

No es necesario dar más que nuestra cuenta de e-mail en la que recibir la notificación. La cuestión es que tienes que adjuntar una imagen proporcionada por SpyPig en el mensaje del que quieras ser avisado, de manera que cuando ésta es visualizada el sistema lo conoce. Hay 5 tipos de imágenes distintos, una de ellas transparante por si no quieres que el destinatario se entere.

El único problema es que ciertos servicios de e-mail no cargan imágenes externas, además tanto tú como quien lo reciba debéis usar HTML.

Enlace: Spypig | Vía: Bitelia

Baterías de Litio-Ion: Mitos y Leyendas

¿Es verdad que antes de usar por primera vez mi dispositivo debo cargarlo durante 10 a 12 horas?

NO. Las baterías de Litio-Ion son mucho más eficientes que las basadas en Níquel, por lo que no requieren una carga inicial prolongada. De hecho, ninguna batería Li-Ion actual requiere cargas superiores a 8 horas, independiente de las circunstancias.

¿Es verdad que la batería debe pasar varios ciclos de carga/descarga antes de alcanzar su máximo rendimiento?

NO. Las baterías de Litio-Ion no requieren un periodo de “rodaje” debido a que su capacidad máxima está disponible desde el primer uso. A una batería de Li-Ion le es indiferente que una carga sea la número 1, 5 ó 50.

¿Es verdad que debo agotar por completo la batería antes de volver a cargarla para mejorar su desempeño?

Absolutamente NO. Esta es una de las confusiones más comunes legadas por el ‘efecto memoria’ que sufrían las baterías de Níquel-Cadmio y, en menor medida, las Níquel-Metal.

La composición de las baterías de Litio-Ion hace preferibles las descargas parciales a una completa. Peor aún, si es sometida con frecuencia a pérdidas totales de energía, sus circuitos pueden asumir un desperfecto que gatillará un mecanismo de bloqueo. Un 80% a 90% de baterías consideradas ‘defectuosas’ llegan a servicios técnicos por este motivo.

Pero hay una excepción: Las baterías de dispositivos grandes – como los notebooks – dotadas con sistemas de medición, pueden descalibrarse con el uso y entregar lecturas equivocadas. Por ello es recomendable agotarlas completamente una vez cada 30 ciclos, a fin de que sus niveles vuelvan a cero.

¿Es perjudicial mantener la batería conectada al cargador si ya ha completado la carga?

NO. Contrario a las baterías basadas en Níquel – cuya permanencia prolongada en el cargador puede dañarlas e incluso provocar un incendio – las baterías de Litio-Ion poseen un circuito que corta el paso de energía una vez que la carga se ha completado. Usualmente, esto se indica por una luz en el dispositivo.

Eso sí, siempre está la posibilidad de un fallo o sobrecarga en el transformador, por lo que tampoco se lo debe dejar conectado a la red eléctrica en forma permanente.

¿Es perjudicial para la batería de un notebook que este trabaje siempre conectado a la corriente?

Qué bueno que lo pregunten porque no sólo ES perjudicial, sino que una computadora portátil es el escenario más nocivo sobre el cual puede funcionar una batería debido a dos factores letales: calor y estrés.

El calor actúa disminuyendo la resistencia de la batería, por lo que su capacidad para retener electricidad será cada vez menor. De hecho una batería de Litio-Ion nunca debiera trabajar a temperaturas sobre 60ºC (rango que se aproxima a los 40ºC a 50ºC de algunos notebooks). A su vez, mantener la computadora conectada a la corriente estando en uso le genera un ‘estrés’ constante, debido a que la fuerza a conservar un 100% de su carga.

El daño es tal, que una batería cuya carga se mantiene al 100% a 60ºC, luego de tres meses conservará sólo el 60% de su capacidad total, reduciendo su vida útil a escasos 12 meses.

¿Qué hacer para evitarlo? Si ocupas el notebook como reemplazo de un equipo de escritorio, lo más aconsejable es retirar la batería. Pero, como al quitarla queda abierto su compartimento, no se recomienda si la habitación donde trabajas está demasiado expuesta a la humedad o el polvo.

En el caso de mi PDA o teléfono móvil, ¿da igual cargarla usando el transformador que el cable USB?

Según informa Palm, debe preferirse el uso del cargador pues provee siempre el amperaje correcto. El puerto USB de algunos computadores – en especial los notebooks – no siempre mantendrán los 500mA requeridos, por lo que tomará hasta tres veces más completar la carga.

No voy a usar mi dispositivo durante algunos meses, ¿cómo debo almacenar la batería?

Según estudios conducidos por BatteryUniversity, toda batería de Litio-Ion resiste mejor el paso del tiempo con un 40% de su carga. Por ejemplo, una batería guardada a temperatura ambiente con un 40% de carga mantendrá un 96% de su capacidad total después de un año; mientras que una almacenada con el 100% de su carga sólo retendrá el 80%, en igual periodo.

Es por este motivo, que la mayoría de los dispositivos traen de fábrica una pequeña carga inicial: justo un 40%.

Lo que sí está claro es que una batería de Litio-Ion NUNCA debe almacenarse descargada. Puede provocarle un daño irrecuperable.

¿Cuánto dura una batería de Li-Ion?

Si hablamos de su vida útil, cada vez se introducen nuevas mejoras en la tecnología por lo que – bien cuidadas – pueden durar entre 500 a 1000 ciclos de carga/descarga, lo que se traduce en un promedio de dos a tres años (luego se produce desgaste químico).

Si hablamos de la duración de una carga, entonces dependerá de las características de cada batería y dispositivo, pero aquí tienes siete medidas que nos ayudarán a maximizarla:

  • Aléjalas del calor: Las baterías de Li-Ion son sumamente susceptibles a las altas temperaturas, por lo que usar tus dispositivos en un ambiente fresco extenderá su funcionalidad.
  • Apaga las transmisiones inalámbricas: Los infrarrojos (IrDA), Bluetooth y Wi-Fi son verdaderos vampiros de electricidad, siendo equivalentes a mantener un celular en uso todo el tiempo. Apaga estas funciones cuando no sean necesarias.
  • Evita usar tu unidad de CD o DVD: El gasto no sólo corre por cuenta del láser, sino también del motor que hace girar el disco. Y mejor ni hablar de los grabadores…
  • Reduce el brillo de la pantalla: Algunos equipos lo hacen en forma automática pues, entre menos luz generen, menos energía demandarán.
  • Retira tarjetas de memoria o  llaves USB: No dejes que sus dimensiones reducidas te engañen, pues energizarlas requiere un flujo adicional de electricidad. Esto es especialmente válido para dispositivos pequeños, como teléfonos o PDAs.
  • Evita usar aplicaciones de audio: Aún con audífonos, la generación de sonido requiere un gasto constante de energía. Peor todavía si se alimentan parlantes externos.
  • Evita usar el equipo: La mejor forma de ahorrar energía…

Encuentra la tipografía que buscas

En algunas ocasiones requiere de un poco de ayuda, teniendo que identificar cada letra una por una, pero los resultados son bastante buenos.

Domatix What the Font

Enlace: WhatTheFont?

No creas que todo el mercado es como tú

La curva de adopción es una vieja conocida, familiarízate con ella. Los early adopters (nunca he encontrado una buena traducción para ese concepto) adoran el riesgo, les encanta probar nuevas cosas, tienen el navegador siempre en la beta de la siguiente versión y usan lo last de lo last.  Entre éstos y la siguiente categoría, los pragmáticos, hay un abismo, el famoso chasm de  Geoffrey Moore, un abismo que puede costar mucho cruzar. Los pragmáticos pueden estar dispuestos a adoptar una innovación, pero sólo si la ven como la solución a su problema. Tras ellos, los conservadores, que odian la tecnología y tratan de evitarla; y los rezagados o laggards, que además se precian de ello, de ser los últimos en probar lo nuevo. Está bien desarrollar para los early adopters, pero tendrás que tener en cuenta que lo estás haciendo, y que eso tiene sus consecuencias. Muchos de los inventos de la Web 2.0 permanecen, años después de su aparición, con bases de usuarios relativamente pequeñas, y eso es porque la población de early adopterses limitada y las siguientes categorías no han encontrado una razón para cambiar o para adoptar lo que les propones. ¿Han fracasado? No, no lo creo. Marcan un camino, disponen en muchos casos de dinero para seguir recorriéndolo porque hay quien decide apostar pronto porque ese camino cruzará el umbral de la popularización, y disfrutan de todo lo que viene con la reputación de ser un innovador. Pero eso no quiere decir que sea un camino fácil.

Extraido de: edans

10 cosas que debería saber sobre el mundo de la informática

Aun usando los sistemas más sencillos del mundo, un ordenador es una máquina extremadamente compleja y que consta de decenas de elementos diferentes. Para poder usar un ordenador, necesitará saber qué es un disco duro, deberá aprenderse algunas abstracciones comunes, relacionar dibujos y símbolos con acciones o programas y también necesitará adquirir algo de vocabulario.

Existen otros dispositivos más simples y más específicos que son más sencillos de usar. Agendas de mano o PDA’s, reproductores de música o incluso teléfonos móviles no son más que ordenadores reducidos y simplificados; al estar recortadas sus funciones también se ve disminuida la dificultad de uso.

Sin embargo, aprender a usar un ordenador con cierta soltura es una gran inversión de la que no se arrepentirá, y además no requiere la habilidad manual que se precisa para conducir un coche.

2. Internet no es más que un sistema de interconexión e intercambio de información

Internet no hace que la gente se suicide ni se vuelva pedófila. Esto es tan estúpido como pensar que los culpables de las muertes por arma blanca son los propios cuchillos, en lugar de la gente que los empuña.

Gracias a la rapidez de las comunicaciones mediante internet, uno puede acceder a casi toda la información existente en la tierra sin salir de su propia casa. Esa información está allí porque una persona la puso en ese lugar. «Internet» no es más que el cable que une a dos humanos

3. Los «hackers» no son terroristas informáticos

Esto no es más que un error lingüístico. Un «hacker» es el adjetivo que se usaba en los años 70 para aquellos entusiastas de los primeros sistemas informáticos que se dedicaban a analizarlos y mejorarlos. Alguien empezó a usar esta palabra con un significado diferente, que desgraciadamente es el más extendido hoy día

Para ello se creó una palabra: «cracker», referida a aquellas personas que usan internet con fines delictivos.

4. En España, es legal descargar música de internet

No deje que le insulten, usted no es un pirata por descargar música de internet. Usted no tiene un garfio, pata de palo, parche en el ojo y un loro cabrón que no hace más que reírse de las víctimas a las que atraca y asesina, ¿verdad?. Entonces usted no es un pirata.

En nuestro país, a raíz de la popularización de las grabadoras de cassettes, se introdujo en la ley algo llamado «derecho a copia privada», que establecía, más o menos, que usted podía copiar los cassettes de sus amigos mientras no los vendiera ni sacara dinero de ello. Con internet, esto no es ninguna diferencia. Usted sigue copiándose los cassettes de sus amigos, con la salvedad que no se los entregan en mano, sino virtualmente a través de la red

Yo definiría «piratería» como el acto de robar dinero a través de un impuesto que va a parar a una sociedad privada, que se cobra reiteradas veces por el mismo concepto y que presupone que todos somos delincuentes a menos que se demuestre lo contrario.

5. A los informáticos nos gusta ayudar, pero no el trabajar gratis

En nuestro país hay cierta cultura del «amigueo» y se acostumbra a pedir ayuda a familiares y conocidos en lugar de pagar a profesionales. Todos tenemos que tragar hasta cierto punto, aunque los informáticos estamos en desventaja. ¿Por qué? Porque una cocina alicatada o una instalación eléctrica no se cae a trozos al cabo de seis meses.

Si pide consejo a un amigo informático, haga caso de lo que le dice. Nada nos enfada más que decir a una persona «no uses el programa X» y que nos llamen al cabo de dos semanas porque «el programa X ha hecho que se estropee el sistema»

6. Si no está contento con el sistema Windows, sepa que tiene otras alternativas

Posiblemente su ordenador venga con el sistema Windows preinstalado. Usted debería saber que es un sistema débil, propenso a infectarse de virus que harán que vaya cada vez más lento. Si lleva tiempo usando Windows, seguro que habrá notado que el sistema se ralentiza día a día.

Windows ha creado la idea de que es normal reiniciar un ordenador varias veces al día. Sus usuarios acaban creyendo que debe reinstalar el sistema por completo cada 6-8 meses para que todo funcione más o menos correctamente. Pues bien, esto es un error. La informática no apesta como Windows nos hace creer

No se preocupe, tiene alternativas a ésto. Existen sistemas operativos gratuitos y libres que cumplen las mismas funciones que Windows de forma más eficiente. Puede descargarlos de internet sin coste alguno e instalarlos en su ordenador. Si no sabe cómo hacer ésto, puede pedir consejo a algún amigo. Seguro que estará encantado de ayudarle a olvidar Windows.

También existen soluciones basadas en el sistema Macintosh, pero son mucho más caras que un PC con Windows, aunque realmente funcionan mejor. De todos modos, si necesita usar Windows por fuerza, sepa que también hay procesadores de textos que no son Microsoft Word, hojas de cálculo que no son Microsoft Excel y programas de retoque fotográfico que no son Adobe Photoshop. Al igual que el sistema Linux, puede descargarlos a través de la red de forma gratuita.

7. Enseñe a sus hijos a usar correctamente Internet

Posiblemente sus hijos sepan más informática que usted, no se preocupe. Pero lo que es seguro es que usted tiene más sentido común que ellos.

Si les enseña a no fumar y no aceptar caramelos de desconocidos, ¿por qué no les enseña a usar Internet?. Internet ha conseguido crear una nueva filosofía de comunicación y, como veremos después, entraña algunos riesgos. Si por las calles hay trileros que intentan estafar su dinero, ¿no podrían intentar éstos hacer lo mismo a través de Internet? Desgraciadamente los hay, y debe aprender a defenderse y defender a sus hijos

Recuerde que, como en todos los aspectos de la vida, la educación es lo más importante

8. La seguridad es importante

Olvide todo lo que ha visto en las películas sobre ordenadores. Todo es mentira. Un chaval de quince años no puede acceder a su ordenador si usted toma unas mínimas medidas de seguridad.

Es imprescindible que actualice su sistema una vez a la semana mediante las herramientas que éste le ofrece. Si usa Windows, compre un antivirus y un cortafuegos y active la actualización automática de estos programas. Si usa otros sistemas, posiblemente no necesite el antivirus ni el cortafuegos

Por contra de la creencia general, las mayores amenazas cibernéticas vienen provocadas por errores del propio usuario. Si recibe un correo electrónico de su banco pidiéndole su contraseña, posiblemente le estarán engañando. ¿Verdad que no le diría el PIN de su tarjeta a un desconocido por teléfono? No lo haga tampoco a través de Internet. El 99% de los correos electrónicos que pretenden ayudarle en realidad intentan estafarle.

En caso de duda, telefonee al supuesto emisor del mensaje para que le confirmen en persona esa información

9. Posiblemente usted no necesita un ordenador tan caro como el que le ofrecen

Todos los vendedores intentan venderle lo más caro. Los folletos de propaganda quieren que usted compre en su establecimiento. Aunque en la informática, más que en otras áreas, la calidad se paga, es posible que no necesite una calidad máxima

Si va a usar su ordenador para navegar por internet, escribir documentos y enviar correos electrónicos, puede ajustar enormemente su presupuesto. He visto ordenadores por 400 euros que cumplen perfectamente estas funciones.

Si se va a dedicar a jugar, a la edición de vídeo o a otras tareas que necesiten una máquina potente, priorice los siguientes componentes: El monitor, la memoria RAM y la calidad de la placa base. El resto de componentes seguramente serán adecuados para cualquier uso que les dé.

10. Cuide sus ojos y sus muñecas

Si usa diariamente el ordenador, descanse diez segundos cada diez minutos y tres minutos cada hora.

Todos pensamos que «no me va a pasar a mí» hasta que nos pasa. Un día uno se levanta con dolor en los tendones de las muñecas y los ojos irritados. Entonces la solución es mucho más lenta.

Por ello, en el punto 9 se especifica que el componente más importante de un ordenador es el monitor. No dude en gastarse todo el dinero que haga falta en un buen monitor de buena marca. Los monitores LCD de los portátiles son los mejores y los más caros. Las pantallas “planas” TFT dan muy buenos resultados, y si se compra uno de los tradicionales CRT asegúrese de que el cristal es plano y no abombado. Use reposamuñecas si es posible, la mano donde aparecen primero los dolores acostumbra a ser la que mueve el ratón.

Usando programas como workrave, el propio ordenador puede aconsejarle hacer pequeñas pausas cada poco tiempo. Posiblemente hoy no me hará caso, pero guarde esta dirección para el día que le pase a usted.