Entradas

Localización española para OpenERP 8

Hasta este momento se han migrado y testeado los siguientes módulos:

  • l10n_es
  • l10n_es_account
  • l10n_es_account_invoice_sequence
  • l10n_es_fiscal_year_closing
  • l10n_es_toponyms
  • l10n_es_partner
  • l10n_es_partner_seq
  • l10n_es_account_balance_report
  • account_balance_reporting
  • l10n_es_bank_statement
  • l10n_es_payment_order
  • l10n_es_aeat
  • l10n_es_aeat_mod340
  • l10n_es_aeat_mod347

Para la instalación de l10n_es_toponyms, l10n_es_partner y l10n_es_partner_seq es necesario instalar el módulo base_location de la rama partner-contact-management, que es compatible en su versión 7.

Para la instalación de l10n_es_payment_order es necesario instalar el módulo account_payment_extension, pero el disponible en la rama account-payment no es instalable en la versión 8, así que hemos actualizado el módulo, los cambios están en la rama lp:~domatix/account-payment/8.0.

Para la instalación de l10n_es_aeat, l10n_es_aeat_mod340 y l10n_es_aeat_mod347 es necesario instalar el módulo account_chart_update de la rama account-financial-tools, que es compatibble en su versión 7. También es necesario instalar el módulo refund_original cuya versión mas actualizada se encuentra en repositorios de Acysos, pero que no es instalable en la versión 8, por lo que lo hemos migrado y está disponible en lp:~domatix/acysos/8.0.

Inténtalo con OpenERP.

Vender es crítico pero también lo es gestionar correctamente a tu cliente, facturarle, cobrar, manejar la relación con tus proveedores, negociar precios, conocer tu tesorería, tus costes, beneficios/pérdidas, organizar las tareas de tus empleados. En definitiva… liderar tu negocio. Si no imposible, es bastante complicado que hagas esto de forma eficiente utilizando sólo el correo electrónico y la ofimática. Mientras tengas poco volumen, podrás gestionarlo pero si de verdad funciona… te verás inmersa en un mar de papeles, carpetas, descontrol y stress que incidirá directamente en la atención a tu cliente o en la calidad de tu servicio. Evitalo. Implanta un sistema de gestión integral. Prevé que tu negocio va a funcionar y haz que el crecimiento no te pare. Hasta hace bien poco, no existían sistemas de este tipo a un precio asequible y mucho menos en software libre, donde no pagas licencias. Ahora es posible. Optimiza el tiempo que dedicas a realizar «lo aburrido» inherente a cualquier negocio. Evita duplicar datos y realizar tareas repetitivas y sin valor añadido. Aprovecha ese tiempo que pierdes para aprender a gestionar tu negocio de forma efectiva y eficiente. Infórmate de las alternativas que existen y selecciona la más adecuada. Y si tienes dudas… pregunta.

Inténtalo con OpenERP.

Extraido de http://www.openerpsite.com/openerp-empresa-gestion-erp/

El precio justo se gana, no se llora

Hay un tipo en El Ejido que estaba literalmente hasta los huevos del escaso precio que le pagaban por sus flores y plantas. Así que decidió hacerse una web, nada de maravillas que van dando vueltas y triples mortales con música de U2. Sólo plantas, precio y forma de pago. Empezó a contactar con gente que visitaba su página, siempre vía correo electrónico y comenzó a realizar ventas. Poco a poco. Un día le llegó un correo de una comunidad autónoma que le pidió 10.000 sobrecitos con semillas. Puso a su mujer, hijos y demás allegados a preparar el pedido sobre una enorme mesa y a zumbarle a la tarea. Y seguía vendiendo macetas.

Al poco tiempo le llamaron de IFEMA, los de las ferias en Madrid, y le pidieron que le mandase suficientes pascueros para decorar una de las ferias. Por esas mismas fechas el aeropuerto del Prat, que también lo encontró por internet, le hizo el mismo encargo y así, día a día, no hay mes que no tenga un pedido de la leche y eso que él no cultiva apenas nada, ya que la mayor parte del producto lo compra a otros, en otros países y también por internet. Que nadie piense que este hombre tiene unas plantaciones del carajo, porque lo único que le sobra es tesón y capacidad de entrega, además de haberse gastado lo que ha podido, mes a mes, en promocionar por sus propios medios sus propios productos, pero en internet.
Ahora vamos con la carne y las verduras. A ver si me entienden, cuando veo manifestarse a gente del campo y sólo en sombreros, pancartas a tres colores y demás leches llevan unos cuantos euros encima (pongámosle unos 12.000) y además mantienen costosas organizaciones chachis de medios, pues dan la impresión de que poco les aprieta el cinturón.No digo que su lucha no sea justa, pero creo que el modelo de protesta parece una tomadura de pelo. Muchos creerán que es una tontería, pero el primero que se ponga a vender corderos completos por internet, entregados en casa por una empresa de paquetería con el coste del transporte para el cliente y al doble del precio que lo venden a sus habituales distribuidores, ése triunfará. Tardará más o menos, pero terminará vendiendo al consumidor final o al tipo que tiene una carnicería de barrio, al del bar, el restaurante y a ese que cuando llega a su casa se conecta a internet. Que los hay a porrillos.

Y pasa igual con los productos hortícolas. El día que la gente entienda que lo mismo que mandan a grandes superficies lo pueden vender a clientes finales, al canal de restauración y hostelería, por medio de básicos y modelos establecidos en internet, triunfará. Ahora bien, si pretendemos vender desde el almacén primario al mismo precio que lo hace el supermercado vamos de cráneo, porque no tenemos sus servicios, ni ofertas, ni variedad de producto. Por cierto, esos supermercado ya venden por internet.
Todo esto puede parecer una chorrada para muchos, pero tengo en mi correo electrónico una oferta para comprar carnes de Omaha y quesos en Wisconsin, EE.UU, de donde me traigo el te que bebo cada mañana porque me sienta mal el café. Y como yo un montón, porque aún pagando aranceles sale más barato que la tienda del barrio.

Lo que digo es tan sencillo y real que aquí tienen un amigo que les presta tiempo y les regala espacio en internet para que los más decididos se pongan a vender sus propios productos por medio de la red y sin que les cueste un duro. Y no es una valentonada, lo ofrezco totalmente gratis, porque hay dos opciones en este momento. Una es llorar para ver si viene alguien y nos pone una tirita a una herida que precisa de puntos de sutura, como una subvención o una rebaja fiscal, y la otra es hacernos nosotros mismos un remiendo y tirar para adelante como se ha hecho toda la vida. Debemos partir de algo tan sencillo como que si el productor está cabreado porque le pagan poco y el cliente lo está mucho más porque le cobran una barbaridad, lo único que necesitan es encontrarse en un espacio donde no les cueste dinero estar, verse y negociar, y eso se llama Internet.

Crear y mantener una página web

Poco más de un lustro más tarde los blogs empezaban a despuntar. Su éxito era en parte debido a la facilidad con la que un usuario podía publicar una entrada en su blog. ¿Qué había cambiado? Simple, los blogs contaban con un sistema gestor de contenidos, un CMS (Content Management System), muy sencillo pero, sobre todo, fácil de usar.

Hoy coexisten las dos maneras de hacer webs, cada una con sus ventajas e inconvenientes. Si pensamos introducir cambios en el sitio web de manera poco frecuente y la estructura no es compleja, muy probablemente un sitio estático sea la mejor solución. Un sistema gestor de contenidos nos permitirá realizar cambios frecuentes y mantener una estructura de información más sofisticada, entre otras ventajas. A cambio, un CMS necesita una infraestructura que hay que instalar y mantener. Como veremos más adelante, tenemos un abanico de opciones para esa infraestructura, que van de las sencillas de mantener pero limitadas en opciones y capacidad de personalizar a las más potentes pero, a su vez, más exigentes en recursos y conocimientos.

Creando una web sencilla

Así, cuando la página no pretende más que ofrecer una información puntual que no debe cambiar, puede ser interesante usar opciones sencillas y a priori menos costosas que los sistemas de gestión de contenidos.

Las páginas web estáticas (a priori aquellas que no usan un CMS) suelen necesitar menos recursos del servidor que las dinámicas. En primer lugar la página se crea una vez y a partir de ahí el servidor se limita a servirla a todos los usuarios que la pidan. No necesita ni traducciones, ni consultas a una base de datos ni nada similar. A cambio la modificación del contenido siempre será algo más costosa, normalmente requerirá ser trabajada en un ordenador local para después subirla al servidor mediante FTP. Es una buena opción en los casos en que la página web cambia poco, porqué el coste más elevado en las modificaciones se compensa con menos necesidades y por tanto menos coste en el servidor.

Una primera opción, seguramente la más flexible y potente, puede ser crear una página web con algún programa que permita la edición de (X)HTML como puede ser Adobe Dreamweaver, Microsoft Expression Web o KompoZer. Esta opción es sencilla aunque requiere conocimientos avanzados de (X)HTML y de un programa cliente de FTP.

Otra posibilidad es utilizar un servicio web que nos permita crear y almacenar una página web con un sencillo editor. Es el caso de Geocities, Google Page Creator, Páginas Web Gratis o EveryOneWeb. La ventaja es que no son necesarios conocimientos de (X)HTML ni un cliente FTP porqué las páginas se hacen sobre el servidor, pero a cambio estos servicios suelen crear páginas con estructuras muy rígidas y muy parecidas unas a otras.

Sistemas gestores de contenidos

Un CMS es un software que facilita la gestión de los contenidos de una página web. Su utilidad es manifiesta cuando la página se modifica frecuentemente, como un blog, una revista o la web de una empresa que actualiza a menudo la información corporativa.

En un CMS los contenidos se guardan separadamente de la presentación, generalmente en una base de datos (BD). De esta manera, cada vez que se solicita una página, el servidor debe obtener los datos de la BD y juntarlos con la información de la presentación para servir al cliente la página final. Este proceso suele requerir un servidor más potente que en el caso de páginas web estáticas, pero a cambio, la introducción de nuevos datos o la modificación de los existentes, sólo requiere el uso de un formulario que se encargará de guardar los datos en la base de datos.

Actualmente la variedad de sistemas gestores de contenidos es muy elevada: En CMSMatrix, tienen una comparativa de más de 900; y no están todos. Así, buscar el más adecuado para un determinado proyecto es una tarea muy complicada y generalmente los usuarios tienen tendencia a usar aquel que conocen, aunque no se adapte a lo que realmente quieren hacer.

Generalmente los CMS ofrecen posibilidades de personalización muy altas. Todos ofrecen diferentes plantillas para personalizar la presentación, y los genéricos, además, ofrecen numerosas opciones para añadir funcionalidades al sistema. Incluso en aquellos CMS donde no se ofrecen excesivas funcionalidades, no es extraño que ofrezcan un conjunto de funciones pensadas para que el usuario pueda modificar completamente el aspecto o pueda añadir funcionalidades creando plugins.

Para seleccionar adecuadamente un CMS existen algunas clasificaciones que pueden sernos de utilidad. Por una parte, la clasificación tradicional es la que se refiere a la utilidad que se dará al sistema. Sin ser una clasificación perfecta (una de las características de los CMS es su flexibilidad que les permite hacer más cosas que aquellas para las que fue creado) si puede ser un buen punto de partida.

Clasificación de CMS según el tipo de gestión y/o contenidos

Esta es la clasificación más comúnmente usada. Sin embargo es una clasificación extraña porqué mezcla la manera como se gestiona el contenido y el tipo de contenidos que se gestionan. Sin embargo el resultado es una clasificación muy completa.

En esta clasificación encontramos los siguientes tipos de gestores de contenidos:

Genéricos. Están pensados para ofrecer servicios de diferentes tipos y pueden usarse tanto para gestionar un blog personal, como un portal, una revista, una tienda,… En esta categoría se incluirían Plone, OpenCMS, MySpace, TYPO3, Mambo, Joomla o Drupal.

Blogs. Son los CMS especialmente creados para la gestión de diarios personales. Son CMS de blogs WordPress, B2Evolution, Movable Type, Blogger.

Wikis. Los wikis son un tipo de CMS pensados para que varios usuarios creen un documento o un conjunto de documentos de manera comunitaria. Mantiene un registro de modificaciones, lo cual permite ver en cada momento que cambios ha hecho cada usuario. MediaWiki es seguramente el CMS de este tipo más conocido, por ser el que se usa en la Wikipedia, aunque también son dignos de mención TikiWiki, PikiWiki o PmWiki.

Foros. Estos CMS permiten la gestión de foros de discusión. Son conocidos phpBB, PunBB, MyBB o SMF.

Galerías de imágenes. Permiten subir y gestionar imágenes, crear álbumes, enviar fotos a imprimir, ejemplos clásicos son Gallery, Flickr, PicasaWeb o Coppermine.

Comercio electrónico. Son CMS especializados en la gestión de sitios que se dedican a la compra-venta de productos a través de la web. Algunos ejemplos son osCommerce, Magento o PrestaShop.

De todas formas, esta clasificación aun siendo tal vez la más clara, no es del todo exacta. El motivo es que los gestores de contenido son muy flexibles y muchas veces pueden ser usados para webs que no guardan relación con el uso original que pretendió su creador.

Servicios de CMS

Aunque muchos de los CMS que acabamos de ver requieren ser instalados en un servidor web propio, existen también empresas que se dedican a ofrecer como servicio un CMS compartido. En estos casos, a pesar de que el CMS está compartido por cientos o miles de usuarios, en la práctica cada uno de ellos trabaja con el sistema como si fuese un usuario único.

Es el caso de WordPress o Blogger, como gestores de blogs, MySpace como CMS genérico, Pikiwiki como wiki o PicasaWeb o Flickr como galerías de imágenes. La gran ventaja de estos CMS es que para usarlos sólo hay que darse de alta en el servicio. A cambio las posibilidades de adaptación son menores.

Los CMS instalables son más adaptables, pero a cambio requieren un espacio web propio del usuario, así como mantenimiento y actualización constantes.

Clasificación según las características necesarias del servidor

No todos los CMS utilizan los mismos lenguajes de servidor ni funcionan sobre los mismos tipos de servidores. Por eso es importante saber que requerimientos tiene el CMS que queramos usar. La siguiente tabla muestra los algunos gestores de contenidos y sus requerimientos técnicos:

De nuevo, comentar que CMSMatrix puede ser un buen punto de partida para ver las características del CMS que queremos instalar y sus requerimientos técnicos. Sin embargo siempre es bueno consultar las webs de los programas para asegurarse de que los datos son correctos y tener en cuenta que no todos los CMS aparecen en CMSMatrix.

Personalizando un CMS

Una de las características más interesantes de los CMS son las posibilidades de personalización. Unos párrafos antes escribía que los sistemas gestores de contenidos acostumbran a disponer de varias plantillas para adaptar la presentación a las necesidades del usuario. También suelen permitir la inclusión de pequeños programas (llamados plugins) que añaden funcionalidades, generalmente desarrollados por usuarios con necesidades concretas que se solucionan ellos mismos y que después ceden a la comunidad o, en algunos casos, comercializan.

La comunidad de desarrolladores y usuarios formada alrededor de cada CMS es, además, otro factor clave a la hora de elegir una u otra herramienta. En primer lugar, porque es importante que haya un núcleo fuerte de desarrolladores que mantenga el código y añada funcionalidades, tanto dentro de la propia herramienta como en forma de plugins. Además, la comunidad de diseñadores es esencial para que no todas las instalaciones de un CMS tengan exactamente el mismo aspecto.

Para poder permitir el desarrollo de plugins y facilitar la creación de nuevas plantillas que permitan personalizar la presentación de las páginas creadas con un determinado CMS, los creadores de este tipo de software suelen proporcionar abundante documentación sobre las funciones que permiten el acceso a los datos.

Un caso particular es el de las plantillas. La creación de plantillas para CMS es una tarea compleja que requiere leerse bien los manuales que los equipos de desarrollo suelen publicar. Dependiendo del proyecto, la documentación puede ser más o menos completa y el desarrollo de plantillas más o menos compleja. Un ejemplo de documentaciones bien hechas son las de WordPress y la de Drupal.

Enlaces artículo:

Introducción a los Sistemas de Gestión de Contenidos (CMS) de código abierto (Xavier Cuerda Garcia y Julià Minguillón Alfonso)

http://mosaic.uoc.edu/articulos/cms1204.html

Via: mosaic.

La «ventaja competitiva» del ejército romano

La historia nos revela que el ejército romano (centrémonos hoy en el tardo republicano y el de primeros siglos del Imperio) gozó de una ventaja competitiva sobre sus rivales. Esta ventaja se sustentaba en los siguientes pilares:

  1. Liderazgo: En lineas generales podríamos afirmar que Roma dispuso de un buen número de brillantes generales, desde los de época republicana (Escipión, Mario, Sila, Pompeyo, César…), hasta los imperiales (Augusto, Trajano…). La razón de tal abundancia debe buscarse en la extrema competencia a que se sometía la clase dirigente romana desde sus inicios en la vida pública. Pocos eran los puestos de significación política disponibles, y los dirigentes romanos buscaban árduamente cualquier forma de poder sobresalir y destacar. Parte básica del cursus honorum era la participación activa en la vida militar, y un brillante expediente militar era considerado en Roma signo de virtud y capacitación.
  2. Estrategia y objetivos: La gloria de Roma como objetivo colectivo, el enriquecimiento personal como meta individual tanto de generales como de legionarios… ambos intereses estaban perfectamente alineados en el ejército romano. Uno podía embarcarse en proyectos más ligados con la ambición personal que con la colectiva, pero que eran inmediatamente bien recibidos si se entendían como un vehículo de expansión territorial romana.
  3. Sistema de recompensas: Si ganaba Roma, ganaban sus soldados. En época republicana, las victorias militares romanas solían acabar con el pillaje y saqueo del ejército vencido o de la ciudad asaltada; el botín era repartido siguiendo una proporcionalidad ligada al rango entre los distintos miembros de la tropa. Por ello los ejércitos romanos eran siempre seguidos por un ejército de mercaderes, que tras los pillajes compraban al contado a los soldados su parte, ya fueran objetos valiosos o esclavos. Entrado el Imperio, y con la llegada de tropas bárbaras al ejército, el sistema de recompensas se clarificó aún más: «Muchacho, si sobrevives a 20 años en filas, te damos la ciudadanía romana». E igualmente disponían de un ejemplar sistema de castigos, como el Decimatio.
  4. Superioridad tecnológica: Roma disponía de capacidad de fabricar en masa todo tipo de armamento ligero y pesado: Escudos, loricas, gladios, pilums… siendo además de una calidad superior a la de otros ejércitos. Todo ello hacía que un simple legionario, con toda su panoplia a cuestas, dispusiera de mejor equipo que algún cabecilla enemigo. No sólo esto, sino que Roma tuvo la capacidad de innovar (a veces) e incorporar/ copiar (la mayoría de las veces) mejoras desarrolladas por otros ejércitos, desde el gladius hispaniensis hasta la armadura de los catafractas.
  5. Formación: Desde su incorporación a filas cada legionario o soldado era formado y entrenado en habilidades que iban mucho más allá de las propias de un soldado. Pertenecer a la legión no sólo te convertía en un perfecto hombre militar, sino que también te obligaba a participar de procesos logísticos absolutamente pautados, como era por ejemplo el montaje diario del campamento, o de tipo administrativo, como la contabilización y el reparto de las soldadas.
  6. Superioridad técnica: Los soldados romanos conocían muy bien su oficio, eran profesionales. Las maniobras se ejecutaban automáticamente gracias a las horas de duro entrenamiento, la escala de mando funcionaba como un reloj, a nivel individual cada legionario era una unidad de combate que actuaba de forma coordinada con sus compañeros.
  7. Selección de personal: Ejército de comprometidos soldados ciudadanos en los inicios republicanos, y sólida amalgama multiétnica de reclutas en época imperial. Puede ser que debido a los orígenes agrícolas del pueblo romano, y su extremo apego a la propia tierra, está en su psique el espíritu de servicio a los intereses del pais. Es por esto que tras las más sonadas derrotas de sus ejércitos, los romanos acudirán en masa a alistarse en las nuevas levas.

Si todo esto es así, os preguntareis cómo pudo el ejército romano caer tan bajo a partir del S. IV dC… pues precisamente por que todos estos factores se fueron diluyendo con el tiempo. Nada dura eternamente.

Extraído de historiaclasica.

Long tail: la larga cola de un nuevo modelo de negocio

The Long Tail

Según él, Internet y el entorno digital han cambiado las leyes de distribución y las reglas del mercado. La reducción en el coste de almacenamiento y distribución que permiten las nuevas tecnologías, hace que no sea ya necesario focalizar el negocio en unos pocos productos de éxito, en los superventas. Hay que darse cuenta de que ahora existen dos mercados: uno centrado en el alto rendimiento de pocos productos y otro, nuevo y todavía no familiar, basado en la suma o acumulación de todas las pequeñas ventas de muchos productos, que puede igualar o superar al primero. Son el antiguo mercado de masas y el nuevo nicho de mercados, representados por la cabeza y la cola de la conocida gráfica de distribución estadística.

El modelo tradicional se asienta en las limitaciones geográficas y físicas, ahora reducidas por las nuevas tecnologías. Las empresas necesitaban concentrar una audiencia numerosa y generar una gran demanda en un ámbito geográfico manejable para que fuera rentable su negocio. También el coste de almacenaje y distribución de sus productos les llevaba a centrar su actividad en unos pocos artículos fácil y rápidamente vendibles. Por esto, las librerías tienen disponibles básicamente los libros que tendrán un volumen de ventas alto, pero no acumulan libros que comprarán un número muy reducido de personas. De la misma forma, las tiendas de discos mostrarán en sus estanterías únicamente los discos de interés para una amplia audiencia. El alto coste de almacenaje no les permite alternativas.

Estas restricciones físicas no son, sin embargo, significativas en el entorno digital. Los costes de almacenaje y distribución de Amazon, Netflix y Rhapsody son bajos, lo que les permite disponer de un catálogo de productos muy amplio, que cubre una gama extensa de gustos e intereses. Amazon tiene un catálogo de 2.300.000 de libros, mientras que su competencia en el mundo físico, Barnes&Noble, dispone de 130.000. Netflix tiene 25.000 películas y su rival offline posee 3.000. Rhapsody disfruta de un catálogo de 735.000 canciones, en lugar de los 39.000 que tiene Walmart.

Estas tiendas online pueden tener en sus estanterías tanto los libros y la música de gran demanda como los que compran pocas personas. De estos últimos venden pocos, pero sumados generan un gran beneficio. Un gran número de productos, aunque tengan un volumen de ventas bajas, acumulados pueden producir un gran beneficio.

El mundo digital parece superar la ley de Pareto o regla del 80/20, que recomendaba centrarse en el 20% de los productos y usuarios para obtener el 80% de los ingresos. Muchas de las empresas de éxito online incluyen en su estrategia la long tail, atendiendo a la demanda de lo popular, lo menos popular y lo raro, es decir, dando respuesta a todo tipo de segmentos, intereses y nichos de mercado. Por ejemplo, Google descubrió que la long tail era un mercado publicitario interesante. Existen unas pocas palabras muy buscadas, pero la mayoría de las búsquedas son muy diferentes. Google no dirigió su atención a sacar beneficio de las pocas búsquedas muy frecuentes o mercados grandes (la cabeza), como hace la publicidad tradicional, si no que se centró en las distintas y variables búsquedas, diseñando un modelo para los publicistas pequeños que se dirigen a mercados pequeños (la cola), como hacen de forma eficiente los adwords.

Long tail en banca: ¿hacer que todo esté disponible?

Las entidades financieras tienen una gran variedad de productos y servicios (préstamos, créditos, seguros, fondos de inversión, planes de pensiones, etc.), con cientos de variaciones, es decir, una larga cola. Una minoría de estos productos son conocidos por los clientes y usuarios, pero la mayoría son ignorados y pasan desapercibidos, incluso para los empleados de las oficinas.

Quizás los bancos piensan en términos tradicionales y buscan los productos estrella, las superventas, y diseñan su estrategia comercial y publicitaria focalizada en ellos, olvidando la larga cola de sus productos menos conocidos que podrían generar más valor que los populares. Ofrecer una mayor variedad de productos, una oferta diferente a la que ofrecen los demás, dirigida a nichos de mercado diversos, etc., puede ser una estrategia de negocio complementaria a la que se centra sólo en la cabeza de la curva de distribución. Los productos usuales o más populares no son los únicos, y ya no es necesario centrarse únicamente en ellos. Esta cola redescubierta ahora puede complementar el negocio financiero clásico.

Pero, ¿cómo es posible dar visibilidad y hacer accesibles todos estos productos y servicios, cómo mostrar un catálogo completo?

Ayudar a encontrar las cosas

Para que sean comprados o contratados los numerosos productos que forman la long tail, es imprescindible que sean visibles y accesibles. En el modelo tradicional esto tendría unos costes muy altos en marketing y promociones, pero Internet permite una considerable reducción de costes de difusión y comunicación.

Existen diferentes herramientas y métodos para ayudar a encontrar a los usuarios lo que es de su interés dentro de la larga cola. Están los clásicos buscadores generalistas o los buscadores especializados para encontrar contenidos. También el correo electrónico, la mensajería instantánea o los chats sirven para que funcione la eficiente versión del boca a boca entre los amigos o conocidos, además de la publicidad de diferente tipo que muchos incorporan. Otros métodos clásicos son las recomendaciones (tanto de personas, como de sofware, como los conocidos de Amazon, “los clientes que compraron este libro también compró:” o “los clientes interesados en este título también pueden estar interesados en:”), los rankings (de diferentes tipos, por ejemplo de mayores ventas), las reseñas de críticos, editores o creadores de opinión, etc.

Existen nuevas formas de dar a conocer los productos de la larga cola más efectivos y certeros que la publicidad tradicional, como el adwords de Google, que permite realizar una campaña dirigida hacia una audiencia determinada.

Sin embargo, la novedad está en la creciente variedad de herramientas actuales (blogs, tags, RSS, wikis…) que permiten publicitar y dar a conocer el gran número de productos existentes en la long tail.

  • Los web blogs facilitan la difusión de contenidos y artículos poco conocidos. Las recomendaciones de amigos y de bloggers fiables y reconocidos son un eficaz y convincente medio de propagación.Amazon, en un intento de encontrar nuevas formas de aumentar la visibilidad de los escritores, está introduciendo Amazon Connect, un blog de los autores que aparece en la página de productos de los libros y que permite ponerlos en contacto directo con sus lectores, lo que puede aumentar su interés por adquirirlos.
  • Los etiquetados sociales o tags creadas por los propios usuarios, similares a los de Delicious y Flickr, pueden ser otro elemento importante de promocionar productos y hacerlos emerger de la oscuridad de la larga cola. Este etiquetado puede utilizarse para crear una nueva organización de categorías del sitio, más fácil de entender por los usuarios y con más atractivo.Amazon también utiliza palabras clave o tags en las páginas de productos. Los usuarios pueden consultar qué palabras clave han puesto los usuarios al producto y también pueden introducirla ellos mismos. Si alguno no le gusta cómo organiza Amazon los libros puede navegar entre ellos a través de las palabras de otras personas.
  • Las redes sociales de amigos y conocidos son herramientas altamente virales interesantes para una compañía, ya que permiten dar a conocer contenidos e información de una forma rápida y con un coste reducido.La compañía Netflix ha introducido el sistema de red social en el alquiler de DVDs (Netflix Friends) para aumentar la distribución de películas y fomentar las recomendaciones de productos entre conocidos. Los clientes suscritos que formen parte de una red pueden saber lo que están viendo sus amigos, ver la puntuación y comentarios que han dado a las películas, realizar pequeñas reseñas , sólo vistas por los amigos, de las películas que han visto que pueden ayuden a seleccionarlas, hacer recomendaciones, etc.
  • La sindicación de contenidos (RSS) permite aumentar la visibilidad de contenido. Las personas interesadas en recibir información de cierto tipo pueden consultar desde una sola página las novedades sin necesidad de visitar las diferentes páginas de donde procede el contenido. Las compañías pueden promocionar sus productos entre las personas que están interesados en ellos, permitiendo que esta información aparezca en diferentes páginas de Internet, aumentando su difusión, y superando las trabas que sufre actualmente el correo electrónico debido al spam.
  • Otra forma de interacción social permitida por Internet es el wiki, que son un conjunto de páginas que pueden ser visitadas y editadas de forma participativa por cualquier persona en cualquier momento.Algunas compañías como Amazon o ProductWiki ofrecen wikis a sus usuarios, lo que permite hacer accesibles los productos de la long tail (poco frecuentes o raros, interesados a nichos concretos de mercado, difíciles de encontrar), limitado sólo por su esfuerzo. Pueden mejorar el nivel de información y profundidad de los productos y de introducir factores de confianza en algunos usuarios desconfiados de comentarios más oficiales.
  • El podcasting, archivos de sonidos que se descargan y se pueden escuchar y reproducir en cualquier momento, permite difundir productos minoritarios y realizar recomendaciones y críticas, y es un método aprovechable por las compañías.PodFlix es un podcasting en el que realizan reseñas y discusión sobre películas y novedades de Netflix, lo que aumenta la promoción de sus productos.

Long tail y algunas implicaciones en el diseño

Las ventajas que permiten las nuevas herramientas tecnológicas, no debe hacer olvidar la importancia de la findability, de poder ver, acceder y encontrar lo que se desea. Por esto, una arquitectura de la información adecuada y un sistema de navegación fácil de usar son fundamentales para permitir que los usuarios encuentren los productos o contenidos en las páginas interiores de un sitio web.

Desde esta perspectiva es importante que desde la página de inicio se de visibilidad y acceso a los productos que contiene el sitio web. Facilitar este acceso al catálogo completo de productos, por ejemplo mediante un directorio, hará que la suma total de ventas o rentabilidad global sea mayor. Siendo esta estrategia más adecuada que no focalizarse básicamente en dos o tres productos, dificultando la localización del resto.

J. Porter comenta en Prioritizing Design Time: A Long Tail Approach, que los diseñadores dedican su tiempo prioritariamente a la página de inicio, aunque los usuarios pasen el mayor porcentaje alto de su tiempo en las páginas que no son la página de inicio. Existen páginas, como las de categorías o de productos, que suelen tener una plantilla común, que, sumadas todas, tienen mayor tráfico de visitas. Señala Porter que los diseñadores deben dedicar la mayoría de su tiempo donde los usuarios pasan la mayoría del suyo, para optimizarlas antes de dedicarse a otras secciones menos visitadas del sitio.

Otra consecuencia que se puede derivar de la perspectiva de long tail, es no exagerar la importancia o el espacio dedicado a la publicidad en la página de inicio, por que puede significar centrarse únicamente en la cabeza de la curva olvidando las ventajas que también tiene la larga cola.

Como sugiere en su artículo Anderson, lo mejor es tener una cabeza con relativamente pocos productos superventas, para atraer a alguna audiencia, y elementos y herramientas para conocer y explorar el grueso de productos que forman la larga cola.

Extraído de: usolab